jueves, 27 de febrero de 2014

EL ALCALDE MUNICIPAL DE PIVIJAY COMUNICA A LA OPINION PÚBLICA


El alcalde Jorge Ivan Salah Ropain comunica a la opinión pública que rechaza los actos de saboteo realizados al sistema de acueducto en el Municipio de Pivijay, los cuales consistían en el cierre de válvulas y taponamiento de tubería para impedir el normal servicio de suministro del preciado líquido a los diferentes barrios de la cabecera Municipal, la intención según personas arrepentidas que suministraron la información a las autoridades y según los resultados de las investigaciones, estaba cifrada en generar malestar e inconformidad en la comunidad y de esta forma sacar provecho político.

Rechazamos estos actos de vandalismo y saboteo al servicio y desde hace ya varios días interpusimos una denuncia penal para el inicio de las investigaciones y las individualizaciones de los responsables de estos hechos.
En épocas de bajo caudal del rio magdalena, no es posible la entrada de agua luego de la apertura de las compuerta en el canal Vicente caballero y de la bocatoma del caño ciego en el Cerro de san Antonio, esto sumado a la escases de lluvia que genera baja en el nivel del Caño y en la presión en la prestación del servicio, lo que sumado al saboteo en el servicio y a la captación ilegal de aguas con motobomba impedía que llegara el servicio a diferentes barrios.
Cabe recordar que EMSERPI, es una empresa industrial y comercial del estado que funciona con los subsidios al consumo asignados por la Administración Municipal y por el pago de las facturas que realizan los usuarios, cartera que oscila entre el  28 y el 33% de recaudo, lo cual dificulta la estabilidad financiera de la empresa que en 2011 fue entregada en concesión sin ningún tipo de estudios y de manera desventajosa para el Municipio de Pivijay a la empresa Aguas Macondo y que fue recuperada luego de una batalla jurídica por la presente administración.

A través de la presente me permito hacer un llamado a la comunidad para que esté alerta y denuncie ante EMSERPI o ante la Policía Nacional.